Cargando

Escribe para buscar

Cómo hacer una mochila para el campamento

Cómo hacer una mochila para el campamento

Compartir

Llega el tiempo de preparar los campamentos de los niños, y con él el momento de plantearnos cómo hacer la mochila.

Lo mejor es hacer una lista con todo lo que van a necesitar.

A mí normalmente los monitores me proporcionan una con el material recomendable y con lo que bajo ningún concepto deben llevarse, como: cerillas, mecheros, navajas, cuchillos, móviles o aparatos electrónicos de cualquier tipo, hachas, ballestas o catanas. (parece que vayan a pasar por la aduana). Pensaréis que son unos exagerados pero es que a mi hijo Andrés tengo que registrarlo antes de salir de casa por si acaso.( Esto es lo que pasa por ver Parque Jurásico tantas veces)

Esta lista, se la doy a los niños mayores de 10 años, para que la sigan y se hagan solos su mochila. Con los pequeños la hago yo, o algún hermano mayor y seguimos con él la lista, apuntando también las cosas que están en ella pero nos faltan y hay que comprar.

Cuando hacemos la mochila, o mejor dicho, ayudamos a nuestros hijos a hacerse la mochila para el campamento, solemos reservar ropa en peor estado para aprovecharla precisamente esos días. Esto está bien, pero que vayan bien les da seguridad. Piensa que ellos allí no pueden improvisar y no ir bien, les genera ansiedad porque pueden tener la sensación de ir haciendo el ridículo por llevar ropa muy viejecita.

Escucha su opinión. Si hay algo que no quiere llevarse mira a ver porqué. Salir de casa, aunque es muy emocionante, también es fuente de incertidumbre y ansiedad. Ellos a veces no saben gestionarlo así, que no añadamos innecesariamente elementos  perturbadores.

Hay, por ejemplo, camisetas realmente baratas en Decathlon o en Prymark, por poner un ejemplo. Yo suelo guardar los calcetines esos que llevan desparejados un siglo entero, y por semejanza de colores y tamaños, hago parejas y se los llevan al campamento. Luego cuando vuelven no me molesto ni en lavarlos. Van directamente a la basura, pero no pongo uno rojo con uno verde por aprovechar.

Hago la lista como si hiciera la maleta para mí, es decir: empezando por abajo: Chanclas, zapatillas de deporte, porque las botas de montaña se las llevan puestas desde casa porque abultan mucho en la mochila.

Voy a puntualizar una cosa, y es que una cosa es una maleta y otra es una mochila. A mí me parece importante que si se van de campamento se lleven mochila. Pero por favor, no la de cuando tú eras pequeño aunque te haga mucha ilusión que la lleve tu hijo. Acuérdate de esos hierros que llevaba que eran matadores, por ejemplo.

En mi familia pensamos que es un buen regalo de Comunión, y la verdad que se juntan varios y les regalan el pack completo: cantimplora, saco de dormir, platos y cubiertos, cantimplora, mochila, y este año, una linterna supersónica que nos ha sacado de algún apuro en los dos apagones últimos.

 

Andrés de campamento - Cómo hacer una mochila para el campamento

La verdad verdadera es que cuando estamos haciendo la mochila con nuestro hijo, no se está enterando de nada, porque está nervioso de pensar que se va, y no se ha fijado en que los calzoncillos los has metido en uno de los bolsillos laterales. Nuestro hijo Jordi, la primera vez que volvió del campamento, vino con todos los calzoncillos limpios tal y como los habíamos metido juntos en la mochila 10 días antes, y es que los vio tan bien ordenados que le dio pena sacarlos, así que llevó todos los días el mismo. Por supuesto lo tiré directamente a la basura, tenía vida propia (porque él es súper ordenado y le encanta el orden, de hecho siempre he creído que la cigüeña se equivocó de casa porque este iba para marqués y le ha tocado una familia numerosa).

Luego seguimos con las mudas de cada día.

Al principio, metía cada muda en una bolsa de esas de congelación y escribía:día 1, día 2…pero un día vi un vídeo donde hacían un rollo con la muda de cada día aprovechando a tope el espacio en la mochila, así que utilizo este sistema desde entonces, y la verdad es que me cabe todo muchísimo mejor.

Normalmente mis hijos van al norte de España, así, que por la noche hace bastante frío. Les meto dos polares y una chaqueta de esas cortavientos. Sólo dos pantalones de chándal largos, y el chubasquero por si acaso, de esos ponchos de los chinos.

Sólo meto una toalla, y es de esas de microfibra que se seca en un segundo.

El neceser con los utensilios de aseo muy sencillo, y en botes pequeños. El gel, que también les sirva como champú. Yo añado tiritas para las ampollas y un protector labial.

A parte, otra mochila un poco más pequeña como bolsa de mano con la gorra, la cantimplora.

vuelta del campamento 225x300 - Cómo hacer una mochila para el campamento.

A la vuelta, viene lo mejor: los besos y abrazos entre los hermanos, volver a tenerlos a todos en casa,¡me encanta!,y de repente, todo les está bueno, incluso lo que normalmente no les gusta.

Cena en el McDonald´s y achucharlos sin parar.(Por la noche nadie se libra de la loción matapiojos, por supuesto)

Ir de campamento es una experiencia fantástica para todos.

Para mí, ha sido decisiva, porque iba con los Scouts, y

¡¡Me casé con el Jefe de Grupo!!

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *