Cargando

Escribe para buscar

Menú saludable en verano: cómo planificarlo

Menú saludable en verano: cómo planificarlo

Compartir

En general, el tema de las comidas me lleva un poco a maltraer, y esto se multiplica por la unidad seguida de varios ceros (que se note que he aprobado las mates de 5ºde E.P), en verano.

Lo primero que nos va a facilitar la tarea es planificar un menú, bien semanal (como mi suegra en paz descanse, lo cual hace que todo el mundo sepa que todos los jueves de todos los años de tu vida hasta que te vayas de casa comerás hígado y lentejas), bien quincenal. Yo prefiero esta segunda opción aunque quiera mucho a mi suegra y eso de que nadie te pregunte “¿qué hay para comer hoy?” no sea desdeñable.

Además, vamos a preparar un menú saludable.

¿Qué os parece?¿Empezamos?

Como el tema que nos ocupa es preparar un menú saludable y yo no soy nutricionista, me voy a centrar en la salud mental de la mamá. Porque si mamá está bien, todos estamos bien.

  1. No te compliques con comidas muy elaboradas.
  2. Vamos a coger lápiz y papel. Empezaremos haciendo una lista de platos que sepas hacer. Arroces: y pones los que sabes cocinar; Carne: idem; iremos haciendo lo mismo con el pescado, Verduras, Legumbres, Guarniciones, Ensaladas, Pasta, Huevos…
  3. Después prepararemos una tabla con los días de la semana en una columna vertical y arriba en la horizontal comida/cena.plantilla-menu-semanal
  4. Ve rellenando la tabla con sentido común. O sea: si puedes los espaguetis mejor a mediodía.
  5. No te olvides de que estamos en verano y a lo mejor estáis en una urbanización donde tus hijos tienen amigos y cenan un bocata. No pasa nada. oye, los albañiles también comen bocata y luego la cena de caliente. Pues tus hijos también sólo que al revés.
  6. Ojo con los zumos que no preparamos en casa porque aunque son socorridos, tienen mucha azúcar. Mejor una pieza de fruta.
  7. Nosotros pasamos la mayoría de las vacaciones en la playa, y esto requiere una planificación concreta, porque estamos mucho rato al sol y en el agua (¡Por favor Señor que no vengan más Carabelas Portuguesas!). Atentos a la hidratación. El agua fresca, lo mejor y más sano. sandía 26120417 300x221 - Menú saludable en verano: cómo planificarlo
  8. Como nos levantamos temprano por aquello de los horarios, cuando salimos hacia la playa de la que estamos más o menos a 10 minutos andando, los niños se toman un pequeño bocadillo de fiambre por el camino. La verdad es que los hacemos a la carta, no cuesta, y ellos se lo toman más a gusto. Esto es más o menos a las 11 de la mañana. Yo me bajo un poco más tarde para dejar la comida preparada y la mesa puesta, así, cuando subimos a las 15 horas, se hace todo más llevadero.
  9. Llevamos fruta fresca cortada en un termo de sólidos para conservarla fresca por si alguien quiere comer algo a media mañana porque el baño da mucha hambre y sed, y con frutas como la sandía, el melón o los melocotones, matamos dos pájaros de un tiro: les quitas el hambre y la sed. Metemos botellas con unos dedos de agua en el congelador, y luego las rellenamos, así conservamos el agua fresquita un poco más de tiempo.agua fresca - Menú saludable en verano: cómo planificarlo
  10. Lo siento, pero como soy castellana me encantan los platos de cuchara, así que aunque haga 40 º, comemos arroz con acelgas o arroz caldoso una vez a la semana. Además, ahora he descubierto un arroz especial para hacerlo caldoso y el grano sale en su punto. No hay excusas. Los platos únicos son geniales, con una ensaladita al centro.
  11. Puedes hacer purés o cremas de verduras  fríos. Ensaladas de pasta y les metes de todo.
  12. En verano hago mucho sorbete de frutas, y compro helado. Hay unos chiquitines que les encantan y se los doy de postre el día que la comida no les ha gustado mucho. Esto me sirve para motivarlos un poco.

La cuestión es no sofocarse (esto también lo decía mi suegra)

En función del menú que hayamos confeccionado, haremos la lista de la compra. Vuestro bolsillo lo agradecerá, y de verdad que esto reducirá el estrés de una forma considerable, entre otras cosas, porque tendrás lo que necesitas en cada momento y no te vuelves loca.

Mamá ticket 169x300 - Menú saludable en verano: cómo planificarlo

Y si por una de aquellas te falta algo, haz de la necesidad virtud. Un día, preparé todo para hacer arroz al horno. Dejé todo listo y sólo me quedaba echar el arroz que lo hago nada más subir de la playa y mientras me ducho y me cambio se va haciendo. Oh, sorpresa! no me quedaba arroz y ya no era hora de ir a comprarlo. Tampoco se lo puedo pedir a ninguna vecina porque claro, un poco de azúcar, pase, pero kilo y medio de arroz, pues me da vergüenza la verdad. Así, que me inventé un plato nuevo: “Fideuá al horno”. Tenía fideos gordos, así, que hala, si la vida te da limones, haz limonada. Lo mejor eran los churretones de sudor de todos porque esto superó al mejor arroz caldoso.

Hay páginas que pueden darte ideas estupendas. Echa mano de ellas

Por favor, sobre todo, no te olvides de tener siempre algo para invitados inesperados, porque por encima de toda la planificación, de toda la gestión maravillosa, está la hospitalidad, no vaya a ser que como lo tienes todo bajo control, pierdas la esencia de lo que es una familia, de lo que es un hogar.

Lo óptimo a veces es enemigo de lo bueno.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *